Inicio > política, sinvergüenzas > Los diputados están asustados

Los diputados están asustados

Y los imputados, escoja usted. Les encontrará en las mismas salas. Asustados, nerviosos, preocupados y cada vez más demócratas. Estos días se llenan la boca glosando las virtudes de la democracia, ideal político que permite, entre otras cosas, defender o reclamar lo que se considere oportuno mientras no se recurra a la violencia como argumento, a cuento, todos lo sabemos, del creciente y justificadísimo cabreo social contra ellos. Cierto es que el uso de la violencia en democracia, y por poco que se conozca la historia, no es justificable, aparte de ser una situación que puede manipularse fácilmente por parte de sujetos interesados en difundir el desorden. El problema sin embargo reside en que, aún sin estar de acuerdo, se comprende perfectamente. ¿Porqué?

Los señores diputados nunca han brillado por su catadura humana ni ética ni moral. Es más, empeoran a medida que pasa el tiempo. Está muy claro para cualquiera que quiera verlo que su principal lealtad es para con la famiglia y el objetivo principal de ésta es hacerse con el control de la maquinaria estatal, en concreto de los presupuestos. Una vez conseguido, se reparten el botín, mantienen engrasada la maquinaria funcionarial a base de endeudarse y repartir favores, y dejan el marrón al siguiente que se aupe al puesto.

Así se expolia un país y se derrocha el esfuerzo de los que trabajamos de verdad y nos merecemos hasta el último céntimo de euro ganado. Si este expolio organizado lo multiplicamos por 17 comunidades autónomas + 1 estado central, añadiendo agravantes como la compra de votos durante años en ciertas zonas como Andalucía, auténtico pozo negro del PSOE y donde la mierda cubre la Giralda, por no hablar de los chanchullos de las cajas de ahorros, tráficos de influencias, contrataciones bajo el criterio del clientelismo político, e incluso compra de lanzas tribales amazónicas por un millón de euros. Euros del pueblo, claro, no del consigliero que la compró y se la llevó a casa.

Por si ésto fuera poco, y la lista se queda muy corta, en el resto de asuntos los consiglieri demuestran una ineptitud total. En España disfrutamos del paradigma Leire Pajín, de bailarina de flamenco a gestora de la sanidad pública. El paradigma de los dos cojones, si señor. Estos señores dejaron crecer durante años una burbuja inmobiliaria brutal, de la cual sacaban también sus buenos réditos, mientras ofrecían como solución al problema de la vivienda el alquiler de un contenedor para transporte marítimo. La crisis les estalló en las narices sin haberse enterado de nada o, si se enteraron, lo callaron, así que la responsabilidad es la misma: negligencia, por decirlo suavemente. El primer ministro islandés será juzgado por ello, ¿porqué los demás no? Porque la democracia que tanto les preocupa está moldeada por leyes hechas por y para ellos mismo, no para hacer justicia.

Una vez iniciada la crisis ¿cual es su solución? Exprimir más a los que trabajamos, porque hay que pagar las deudas contraídas por ellos y además hay que limpiar los balances de los bancos, la cara visible y popular del hijoputismo financiero. Seguir expoliando al pueblo, a eso se reducen tanta tontería macroeconómica. Para ese viaje no hacen falta esas alforjas.

Por eso, por su culpa, por no actuar como dique de contención ante brutales poderes económicos dispuestos a sangrar hasta la última gota al pueblo, a nosotros, por venderse a insaciables hijos de puta codiciosos ante los que cualquier concepto relacionado con humanidad o dignidad deja de tener sentido, por estar mas pendientes de gestionar su cartera y la de la famiglia que de cumplir con su deber, por haber hipotecado irresponsablemente el futuro de nuestros hijos y hasta de nuestros nietos y con ellos el de todo el país, por eso se comprende perfectamente que muchos tengan ganas de partirles la cara. Perfectamente.

En conclusión: ¿de verdad necesitamos 17 reinos de taifas? ¿no es suficiente con uno y su camarilla para robar? ¿habrá que esperar a que todo el país se convierta en una comunidad  balear, por lo público de sus asuntos me refiero, y por fin quede claro en que lodazal estamos metidos? Hay que tener cuidado y no recurrir a la violencia, principalmente por que estos tipos, que venderían a sus madres, tienen mucha más fuerza, así que el cuerpo a cuerpo estaría perdido de antemano.

De hecho estos tipos merecen ser acusados de alta traición.

Anuncios
Categorías:política, sinvergüenzas
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: