Inicio > barbarie, política, sinvergüenzas > Temor en la banca

Temor en la banca

Por su mala imagen, según titular aparecido en las páginas de economía de El Mundo el 4 de Julio de 2011. Los señores banqueros, también conocidos como mercados, empiezan a sentirse heridos por la mala opinión que tiene la sociedad de ellos y por cómo empeora cada vez más. Se están poniendo nerviosos, o eso dicen. Pobrecicos. Veamos algunos fragmentos de la noticia, las negritas son mías:

El sector financiero español ha pasado de ser un elemento de orgullo por cómo se resistía a la crisis a convertirse en culpable de la misma. Los banqueros admiten que cometieron errores y su parte de responsabilidad en la burbuja inmobiliaria, pero temen la búsqueda de culpables.

Nótese que no niegan su culpa, lo que les da miedo es que se les señale con el dedo. ¿A quien vamos a señalar pues? ¿Al señor que llevado por la codicia y la vanidad firmó un préstamo que superaba sus posibilidades para tener el último módelo de coche y de tele que no le hacía ninguna falta? ¿Al padre de familia que firmó una hipoteca por la casa de sus hijos, sobrevalorada sin problemas por el mismo banco y amortizable en cómodos plazos? Estos señores ya están pagando la crisis, en realidad estafa, y de qué manera. ¿Son culpables? Sí. De dejarse llevar por la euforia de estos años y por no saber de economía más que lo justo, que para eso están los politicastros que saben más que nosotros. Pero lo están pagando y por partida doble porque, si aún no les han echado del trabajo, con sus impuestos se ha saneado, o casi, una banca totalmente responsable de lo ocurrido, aunque no únicamente. Y que yo sepa ningún banquero está aún en la cárcel ni siquiera por uso indebido del dinero ajeno.

Esa «dialéctica no tiene ningún sentido práctico». Se debe huir […] de buscar «cualquier razonamiento que consista en saber quien fue el culpable» de lo ocurrido.

Miguel Martín, presidente de la Asociación Española de Banca (AEB)

Variación del argumento a mi no me mires, a ver si va a pasar como en Islandia y terminamos en la trena. Si algún día el señor Martín se encuentra por la calle con un desahuciado por culpa suya y éste le parte la cara, Dios no lo quiera, tampoco buscaremos culpables de lo ocurrido ya que, como el mismo Dios que evita desgracias en la vida de este señor, dichas culpas seguramente son causa de si mismas y en si mismas se agotan.

Hipotecas.

Refiriéndose a las últimas medidas tomadas por el gobierno para proteger a hipotecados:

El riesgo real para los bancos es que estas medidas se tomaran con carácter retroactivo. «Sería catastrófico. Se lleva el sistema por delante»

el primer ejecutivo de un banco cotizado.

El sistema al que se refiere es el mismo al que su codicia y mala gestión ya ha hecho saltar por los aires. Si es que son unos cachondos. Nótese como el alto ejecutivo no quiere dar su nombre. Atentos al siguiente párrafo, digno de los mejores Hermanos Marx:

[…] hay una máxima que los bancos defienden: «Nos debemos a los depositantes, a quienes nos prestan dinero a nosotros y tenemos que devolvérselo. Por eso mi responsabilidad es prestar bien y que me devuelvan lo que dejo»

El consejero delegado de otra entidad

En eso tiene razón. ¿Que les pasa a sus depositantes y prestamistas que no le piden responsabilidades? ¿Están informados de que ese dinero que gestionan como si fuera suyo se invierte lo mismo en construir hospitales que en financiar guerras, tanto monta monta tanto? En este argumento subyace la operación, más sofisticada, de encender el ventilador y repartir la mierda. Que si señor delegado que si, pero hay que limpiar toda la mierda, no solo una parte, y la ración que le toca a usted supera con creces el 90% del truño.

Desahucios.

[…] los bancos constatan que si cada día se para un desahucio (el que sale en televisión), se realizan centenares. «El ruido lo hacen muy pocos», apuntan en el sector.

Argumento: ni caso que son cuatro y el gato. Pues también es verdad, así que ya sabes, tú, que me estas leyendo, a tu derecha está el enlace a STOP DESAHUCIOS. Aún somos pocos, faltan muchísimos. Aunque sea por egoísmo: cada persona que se queda en la calle es un paso más que las alimañas dan hacia ti.

Por último se reseñan los casos de fraude que han llegado a juicio y las reacciones de bancos y afectados. Estos casos suelen darse entre los mismos buitres así que al pueblo llano más bien nos importan poco. Si se roban entre ellos que les den por el culo. Se habla del caso del consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, condenado pero al que se le permite seguir en su puesto y de la movida del gobierno contra la familia Botín por el dinero oculto en Suiza. Nada. Lo mismo que la detención de la cúpula de la SGAE y el repentino ramalazo antibancario del Alfredo. Mentira todo, para tenernos distraídos, que aún falta para que empiece la liga.

Fuentes:
Temor en la banca por su mala imagen. e-pésimo Auxiliar 1. Transcripción del artículo aparecido en El Mundo 4/7/2011
Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: