Inicio > barbarie, gitanos, política > En defensa del pueblo gitano

En defensa del pueblo gitano

Vaya por delante que soy payo. Conozco algún que otro gitano, he mantenido alguna relación laboral con ellos, sin ningún problema antes al contrario, y también he tenido algún que otro lío con alguno de ellos. En definitiva, lo mismo que me hubiera pasado si fueran de otra etnia o paisanos míos. Las razones que me empujan a escribir esta entrada son los últimos hechos acaecidos en Europa, en Italia y Francia concretamente, donde se los está empezando a usar como cabezas de turco para contentar a una población cada vez más conservadora en el sentido ruin del término: cobarde, hamburguesada, acomodaticia y con el norte totalmente perdido.

No es de recibo echar piedras en el propio tejado. Europa sólo puede ofrecer ya al mundo (aparte del mercado de consumidores) ciertos valores por los que se ha luchado muchos siglos y la experiencia de lo que ocurre cuando se olvidan. Este tipo de acciones no son más que la manifestación de fracasos políticos de gran calado, fracasos en educación, en políticas de inmigración y en políticas de integración en el caso que nos ocupa. Es más fácil recurrir a deportaciones que hacer un verdadero esfuerzo poniendo recursos y soluciones sobre la mesa. Y además se tapan otros temas que pueden fastidiar la reelección de algunos.

El pueblo gitano no es un pueblo fácil. Tiene carácter, tiene historia, tiene tradición, tiene personalidad. Su pasado nómada les ha hecho conocer mil y una calamidades: esclavitud y persecución, quizás por no tener un estado detrás que les defendiera, quizás por ser gente muy individualista, librados a sus propias fuerzas. Lo cierto es que todo lo referente a su historia está sumergido en brumas. Hay una corriente mayoritaria de historiadores que los creen originarios de la India, otros del antiguo Egipto e incluso se habla de que son una de las doce tribus de Israel. Sea como sea el hecho de que su tradición se transmita de forma oral hace muy difícil comprobar cada extremo. Ésto y su hasta hace pocos siglos especial relación con las artes adivinatorias abunda en su aura de misterio y de desarraigo.

Una de las costumbres que quizás nos llama más la atención a los payos es la de las bodas gitanas, el ritual (parecido a la boda judía por cierto) que desemboca en la verificación de la virginidad de la novia, y el tabú de la prohibición de unirse en matrimonio con otras etnias. Las razones que me dieron basan todas el motivo en su historial de persecución allá por donde han pasado y en la consideración de la mujer gitana como guardiana y transmisora de la cultura rom. En concreto en  España parece ser que el motivo principal fue La Gran Redada, llamada el Porraimos, organizada contra ellos por Fernando VI en el siglo 18, llegando incluso a planear su exterminio:

«Falta lo principal, que es darles destino con que se impidan tantos daños y extinga si es posible esta generación.»

El Marqués de la Ensenada a sus consejeros, 7 de Septiembre de 1749.

No puedo asegurarlo dado que no se si el tabú es anterior a esos hechos, bastante olvidados por parte de la historiografía oficial y constituyentes de una claro intento de genocidio. Valga en descargo de España que posteriormente tales actos intentaron ser borrados de la memoria por vergüenza, aunque no se pidió perdón.

Sea como sea es un pueblo orgulloso, con carencias al igual que todo ser humano, y que acoge en su seno a todo tipo de personas, como en botica: buenos, malos y peores, pero que mantiene vivos una serie de valores que los payos no deberíamos olvidar, sencillos y valiosos como el respeto a los mayores, y no hay ni un motivo, ni uno sólo, que justifique que paguen todos por los crímenes de unos cuantos. Todas las tonterías de bienpensantes sobre que no quieren integrarse son mentiras puras y duras. Como todos, ellos sólo quieren vivir en paz, tener un techo bajo el que cobijarse, dar de comer y un futuro a sus hijos, y vivir honradamente. Como cualquier hijo de vecino.

De sumo interés:
Gran Redada, Persecución de la etnia gitana, Porraimos, Historia del pueblo gitano. Wikipedia.
Mujer gitana transmisora de la cultura.
Proyecto Barañí, criminalización y reclusión de mujeres gitanas.
Drácula y los doce mil gitanos. Domingo Martínez Castilla.
Spain’s Tolerance of Gypsies: A Model for Europe?. Time.
Fundación  Secretariado Gitano.
y, para vergüenza propia, vease la 4ª definición de gitano en el diccionario de la RAE.
Anuncios
Categorías:barbarie, gitanos, política
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: