Inicio > islam, religión > Una mezquita en la Zona Cero

Una mezquita en la Zona Cero

Leí esta mañana dos artículos en la edición de papel de Il Corriere della Sera, uno a favor y otro en contra, sobre la construcción de una mezquita cerca de la Zona Cero en Nueva York. Me permito la licencia de traducir hasta donde mis entendederas lleguen el artículo a favor, ya que no encontré su versión en castellano. El autor es Fareed Zakaria, editor de Newsweek International, columnista de Newsweek y del Washington Post, entre otras muchas cosas.

El autor del artículo en contra es Charles Krauthammer,  columnista también del Washington Post y premio Pulitzer. Puede encontrarse traducido al español en un foro judío de México y la versión original en el WP.

El artículo del Sr. Zakaria se titula Construir la mezquita de la Zona Cero, publicado originalmente en Newsweek.

Desde los sucesos del 11 de Septiembre tanto liberales como conservadores están de acuerdo en que la única solución al problema del terrorismo islámico reside en ganar la batalla en el campo de las ideas para desacreditar al Islam radical, la ideología que motiva a los jóvenes para matar y para suicidarse. La victoria en esta guerra se obtendrá cuando una versión mayoritaria y moderada del Islam, compatible con la modernidad, triunfe sobre la visión predicada por Osama bin Laden.

Como dice el experto en Oriente Medio, el comentarista conservador Daniel Pipes, “el papel de los Estados Unidos no es tanto ofrecer su propio punto de vista sino ayudar a los Musulmanes con visiones compatibles,  especialmente en sus relaciones con no musulmanes, modernización y derechos de las mujeres y minorías”. Al final de su mandato la administración Bush llevó a cabo serios esfuerzos por apoyar al Islam moderado. Desde entonces se han fundado mezquitas, escuelas, institutos y centros comunitarios que intentan modernizar el Islam por todo el mundo. Excepto, aparentemente, en Nueva York.

El debate abierto sobre la construcción de un centro Islámico varias esquinas más allá del World Trade Center ignora un punto fundamental. Si va a producirse un movimiento reformista en el Islam emergerá desde sitios como el centro propuesto. Debemos apoyar a grupos como el que está tras este proyecto, no demonizarlos. Si esta mezquita se construyese en otro país probablemente el gobierno de Estados Unidos la financiaría.

El promotor del proyecto, el iman Feisal Abdul Rauf, es un clérigo musulmán moderado. No estoy de acuerdo con algunos puntos de vista suyos sobre la política exterior americana, pero se puede leer lo mismo cada día en The Huffington Post. Sobre el Islam tiene opiniones muy claras: denuncia regular y públicamente el terrorismo, habla sobre la necesidad de los Musulmanes de vivir en paz con las otras religiones, enfatiza los puntos en común con ellas y argumenta contra las leyes que penalizan a los no musulmanes. En su último libro, Qué es lo correcto en el Islam y qué es lo correcto en América, argumenta que los Estados Unidos son actualmente la sociedad Islámica ideal porque apoya la diversidad y promociona la libertad para individuos y religiones. Esta visión del Islam es la pesadilla de Osama bin Laden.

Rauf a menudo elabora sus argumentos usando interpretaciones del Corán u otros textos. No soy una persona religiosa, por lo que este método me parece complicado y jesuítico, pero a la gran mayoría de Musulmanes creyentes sólo los argumentos compatibles con su fe pueden influirles. El escritor ex-musulmán nacido en Somalia Ayaan Hirsi Ali asesora a Musulmanes para convertirse al Cristianismo. Eso puede crear confusión, pero es probablemente la única manera de influir en los 1.2 millones de musulmanes del mundo.

El problema que este centro plantea, por supuesto, es el de la libertad religiosa en América. Mucho se ha escrito sobre ello pero recomiendo al lector el artículo de Michael Bloomberg de la semana pasada. Sus cuidadosos razonamientos, elocuentes y francos, deberían ser leídos en las clases de civismo del país. Y probablemente lo serán.

El artículo de Bloomberg contrasta con la decisión de la Liga Antidifamación (ADL) posicionándose públicamente con aquellos que piden que el centro sea trasladado. Los estatutos de la ADL exigen “identificar y terminar con discriminaciones injustas, desleales o dirigidas a ridiculizar a cualquier sector o grupo de ciudadanos”. Pero Abraham Foxman, lider de la ADL, manifestó que debemos respetar los sentimientos de los familiares de los fallecidos el 11S, incluso si sus sentimientos son debidos a prejuicios. “Su angustia les da derecho a emociones que en otros son consideradas irracionales o intolerantes”. Para empezar, los familiares de victimas del 11S tienen un punto de vista sesgado sobre la mezquita. Al fin y al cabo también murieron muchos Musulmanes en el World Trade Center. ¿Sus sentimientos no cuentan? Pero, más importante aún, ¿cree Foxman que los prejuicios son aceptables si las personas que los manifiestan son víctimas? ¿Se justifica pues que los Palestinos sean antisemitas por la angustia que padecen?

Hace 5 años, la ADL me concedió el premio Hubert H. Humphrey a la Primera Enmienda de la Libertad. Me emocionó mucho recibir este galardón de una organización que admiraba. Pero, en conciencia, no puedo seguir conservándolo. He devuelto la placa y los 10.000 $ de dotación y he pedido a la ADL que reconsidere su decisión. Admitir un error es un pequeño precio a pagar para recuperar la reputación.

Resumiendo, el Sr. Zakaria justifica la construcción de una mezquita junto a la Zona Cero en vistas a un probable y deseable futuro en el que los Musulmanes violentos serán una simple anécdota gracias a la progresiva implantación del Islam (supuestamente) moderado. Bien, empecemos pues por barrer la propia casa. Sería un buen síntoma que dicho Islam empezara por renunciar a dicha mezquita, al igual que hizo el Catolicismo con las monjas carmelitas establecidas en Auswitchz, como cuenta el Sr. Krauthammer. ¿No hay otros sitios donde ponerla? lo dudo. Lo que esta muy claro es que, una vez más, los Musulmanes se comportan como si tuvieran derecho a todo y los demás, que para su desgracia no han sido iluminados por Mahoma, a nada. ¿Porqué? Porque sino os podemos matar. ¿Es acaso el Islam un niño al que hay que reñir y educar hasta convertirlo en hombre? ¿No distinguen estos tipos el bien del mal por puro sentido común? ¿Cómo no se dan cuenta de que están anclados en un mundo que desapareció hace 500 años?

Por sus frutos los conoceréis. Mateo, 40:7:15 – 40:7:20

P.D.

Por cierto, el edificio en cuestión se denominará Casa Córdoba. Precisamente el nombre de otra ciudad con la que los musulmanes también tienen pleitos. ¿Casualidad?

Imagen:
Wikimedia
Fuentes y artículos relacionados:
Fareed Zaakaria: Build the Ground Zero Mosque. Newsweek
Charles Krauthammer: Sacrilege at Ground Zero. Washington Post
War Over Ground Zero. Newsweek
Charles Krauthammer Sacrilegio en “Ground Zero” . Foro Judío
No encontré el artículo del alcalde Bloomberg al que se refiere el Sr. Zakaria. Si alguien me lo proporciona le estaré agradecido.

Addendum 19 de Agosto de 2010

Encontré en la edición en papel de Le Monde del día 19 una transcripción de parte del discurso del alcalde Bloomberg durante una conferencia de prensa. No estoy seguro de que sea a lo que se refiere el Sr. Zakaria.

Nos encontramos en el lugar donde los primeros colonos pusieron el pie, en el lugar que ellos llamaron Nueva Amsterdam y que se convirtió en Nueva York. Nuestras puertas están abiertas a todos […], y de igual forma que los nacidos aquí, los recién llegados también son neoyorquinos.

Nada hay en la ley que impida a sus propietarios abrir una mezquita en una zona que les pertenece. Es un hecho simple: esa zona es una propiedad privada, y sus propietarios tienen el derecho de convertirla en lugar de culto. Si alguien intenta negarles ese derecho los tribunales lo considerarán una violación de la ley. […]

Esta nación se fundó sobre el principio de que el gobierno no debe jamás inmiscuirse entre religiones ni favorecer a ninguna. El World Trade Center permanecerá para siempre como un lugar especial en nuestra ciudad y nuestros corazones. Pero renunciaremos a lo mejor de nosotros mismos y de nuestra identidad como neoyorquinos y americanos si decimos no a una mezquita en el Bajo Manhattan.

No debemos olvidar que también muchos musulmanes fueron asesinados el 11 de Septiembre. Traicionamos nuestros valores y hacemos el juego a nuestros enemigos si tratamos a los musulmanes de forma diferente. […]

Mi esperanza es que esta mezquita nos ayude a acercarnos más, nos ayude a rechazar esa idea falsa y repugnante de que los ataques del 11S representan de alguna manera al Islam. Los musulmanes forman parte de nuestra ciudad y de este país que aúna a muchos otros. Ellos también son bienvenidos, como cualquiera, si desean practicar su culto en el Bajo Manhattan. […]

Las controversias políticas van y vienen, pero nuestros valores y nuestras tradiciones perduran. Ningún lugar de esta ciudad será excluido del amor y de la misericordia de Dios, como pueden atestiguar los dirigentes religiosos aquí presentes.

Fuentes:
Les musulmans font autant partie de ce pays que tout autre groupe. Le Monde 17/09/2010, bajo pago
Bloomberg et la «mosquée de Ground Zero». Cyberpresse
Ground Zero Mosque Plans Move Forward After Key Vote. Bloomberg
Anuncios
Categorías:islam, religión
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: