Inicio > sinvergüenzas > Hay que irse de Cataluña

Hay que irse de Cataluña

Hay que irse de Cataluña. No por asuntos lingüísticos ni independentistas sino por razones puramente económicas: Cataluña es carísimo para vivir, y me refiero a vivir decente y honradamente. Los impuestos están pensados como una variante lenta del fusilamiento y ahí se inicia la cadena. Impuestos exhorbitados para pagar una sanidad cuyo mayor logro reside en una tarjeta que nadie pidió y que si se te ocurre sacar fuera no te servirá de nada, para pagar una educación nefasta puesta al servicio de intereses sectarios, cuando no directamente mafiosos, cuyo eje central gira en torno a un idioma y donde los chavales terminan sin hablar ni escribir bien éste, el otro y, por supuesto, ninguno que se hable más allá de los Pirineos. Para pagar subvenciones a asociaciones más o menos culturales, siempre de intereses coincidentes con los del que reparte, para que estas, a su vez, donen graciosamente parte de ese mismo dinero al repartidor para ayudarle en sus afanes diarios, no sin antes apartar la comisión correspondiente por los trámites, faltaría más. Para pagar informes imprescindibles, por tanto a precio de oro, tan difíciles de elaborar como lo que cuesta hacer una búsqueda en Google e imprimir el resultado. Para disponer de agua corriente en las casas con una calidad pésima y un sabor repugnante. Para mantener unas autopistas gestionadas por un tinglado que hemos pagado 100 veces y seguiremos pagando hasta el 2012 por lo menos. Para mantener una casta política parásita, depredadora e improductiva y unos ayuntamientos pésimamente administrados. Para pagar unos servicios de limpieza que nunca consiguen dejar las calles limpias. Para comprar el derecho a vivir bajo un techo, derecho que pagamos y repagamos mil y una veces a todas y cada una de las administraciones aunque esté recogido en la Carta Magna, con la cual ya sabemos lo que hacen estos tipos. Para mantener unas televisiones que pierden dinero a espuertas dedicadas exclusivamente a emitir bazofia y carroña de la más pestilente las 24 horas del día. Y suma y sigue…

En todas partes roban, eso es verdad, pero en algunas partes roban más. Mucho más.  Más de lo que la situación actual permite a cualquier ladrón razonable y van a reventar a la gallina de los huevos de oro, su gallina. Estamos en manos de mediocres cuya única perspectiva de vida reside en aprovecharse del trabajo de los demás, de los que son honrados y trabajadores, de los que tienen honor y palabra, de la gente de fiar. En la Francia prerevolucionaria también había una casta como esa que afanaba todo lo que podía y más, volviéndose cada vez más prepotente, necia, ignorante y depravada. Quizás veamos guillotinas en las plazas de nuevo pero de momento es mejor largarse de Cataluña. Adonde sea. Vivirás mejor y más tranquilo.

Por algo el nuevo estatuto catalán permite a la Generalitat tener su propio ministerio de hacienda y su propio tribunal supremo. Yo me lo guiso, yo me lo como y de ésto nadie habla. Recuerda: vota, pero luego no te quejes si las manos te huelen a mierda.

Anuncios
Categorías:sinvergüenzas
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: