Inicio > catolicismo, religión > La Iglesia somos todos y no somos pederastas

La Iglesia somos todos y no somos pederastas

De un tiempo a esta parte estamos viendo como se desarrolla una campaña de acoso contra la Iglesia orquestada por sabe Dios qué oscuros intereses y centrada en los graves casos de pederastia denunciados en su seno. La táctica es tan simple como meter a todos en el mismo saco y acusar a toda la comunidad o bien de culpables o bien de cómplices, lo que no es el caso. Como católico lamento profundamente estos hechos y no estoy en absoluto de acuerdo con la manera como se ha gestionado el asunto, creo que ha sido un grave error, y me consta que no soy el único que piensa así. Sin embargo la Iglesia no es una democracia. Existe una jerarquía que toma las decisiones y que puede equivocarse como cualquier hijo de vecino, no les asiste la infalibilidad papal ni son capaces de ver el futuro en un naipe como otros, y por fin sus últimas acciones parecen encaminadas a limpiar la casa sin esconder nada bajo las alfombras.

Todo ello no debería sin embargo hacernos olvidar el trabajo que realiza la institución día a día, un gran trabajo social. Se calcula en más de 30.000 millones de euros lo que se ahorra el estado gracias a la Iglesia, repartidos en asuntos tan necesarios como la educación, la sanidad, la caridad y la ayuda a marginados. Por poner un ejemplo, la Iglesia es líder mundial en la lucha contra el SIDA y fue la primera institución que acogió a los enfermos cuando se declaró la epidemia en Estados Unidos, nadie mas se atrevía.

Por otra parte ¿es mayor el porcentaje de casos de pederastia en la Iglesia que en otras organizaciones? ¿se ha investigado a otros colectivos relacionados con el trato a menores?

Por todo eso, y por ser una de las bases de nuestra civilización europea, con todo lo bueno y lo malo que eso conlleva, no deberíamos ser tan intransigentes con la Iglesia de Roma. Como toda organización humana tiene su lado oscuro, pero también su cara soleada. Si alguien comete un delito, y más en casos de abuso, que lo pague, pero que no se les utilice para calumniar al grupo.  Es una cuestión de equilibrio, luz y sombra no existen sin su contrario. Comentarios como el tercero de esta noticia que encontré en Menéame están de más y denotan un dondevavicentismo muy en boga entre la progresía de boquilla.

P.D.

Y no me argumenten que la Iglesia cuida de los enfermos seropositivos que se han contagiado por su política contra el uso de medios anticonceptivos. En eso tampoco estoy de acuerdo, pero no es dicha política la causa de la extensión de la epidemia.

Imagen: Basílica de San Pedro, bajo licencia CC Wikipedia
Fuentes:
Lo que la Iglesia ahorra al Estado. Somos Iglesia Andalucía
Las aportaciones de la Iglesia al Estado. TimeNewsRoman, Cope, más detallado
Joaquín Navarro Valls: pederastia en la Iglesia.  Boja pels llibres
Anuncios
Categorías:catolicismo, religión
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: