Inicio > sinvergüenzas > Diana y los microcréditos

Diana y los microcréditos

Diana decidió un día atreverse a dar el salto y abrir una tienda por su cuenta. Enamorada de la moda y con amplia experiencia de ventas en el sector se armó con una libretita y una calculadora y empezó a echar cuentas. No tenía mucho dinero pero le habían hablado de los microcréditos y pensó que era una buena idea. Entró en contacto con la fundación Un Sol Món, parte de la obra social de su banco, Caixa Catalunya.  El crédito que le concedieron fue de unos 15.000 € si mal no recuerdo, a entregar en tres plazos, con la obligación de presentarles su estado de cuentas cuando se lo requirieran y de acogerse obligatoriamente a los servicios de la gestoría que ellos le indicaran.

Diana firmó todo lo que tenía que firmar y con los ojos brillando de ilusión abrió su tienda de moda. No estaba en una zona céntrica pero en ese local ya se había vendido antes el mismo tipo de género y ella también era conocida por ello. Con cuatro eurillos y un capital propio de simpatía y saber hacer levantó la persiana el primer día.

Diana no eligió un buen momento para lanzarse a la aventura. La crisis económica estalló al poco de inaugurar. Los primeros meses fueron pasables, se defendía, pero la situación se deterioraba día tras día y cada vez se complicó más hasta llegar a día de hoy, cuando los ingresos de la tienda apenas cubren los gastos y olvídate siquiera de llevarte algo a casa.

Diana trabaja para pagar acreedores, aún esperanzada en que la situación mejore, pero es duro, muy duro. Y lo peor no es la caída de ingresos. Lo peor es la mala gestión a la que la han sometido y las condiciones draconianas que le imponen. La fundación Un Sol Món le impuso los servicios de una gestoría, con cargo a su bolsillo, situada a más de 50 km del lugar donde reside por lo que era casi imposible tratar con ellos personalmente. Se veía obligada a mandarles las cuentas de la tienda por burofax también con cargo a su bolsillo. Para redondear el trámite la gestoría le recomendó acogerse a módulos, que no le convenía, y la afilió a la Seguridad Social bajo el régimen agrario (?). Casi tres años después la Seguridad Social le reclama la regularización de su situación y el pago de la diferencia de la cotización. Una trabajadora de la gestoría que intento ayudarla fue despedida fulminantemente. Diana solicitó por su cuenta el paso a estimación directa e intenta ahora llevar a juicio a esa gestoría después de ignorar el consejo de otro marisabidillo de la administración que le sugirió que no hacía falta que solicitara un abogado de oficio para eso.

Diana sigue luchando, la persiana de su tienda se abre cada día. Diana es dura pero cada vez es más difícil. Por no poder cumplir con los plazos de su crédito la fundación Un Sol Món la inscribió en el RAI y se niegan a solicitar la baja mientras no lo pague. Ella se hartó de llamar exponiéndoles algo muy simple: si aparezco en el RAI las entidades de crédito no me fían y si no me fían no puedo comprar para poder vender. Quítenme del RAI y podre pedir un crédito, comprar y vender para pagarles . Diana es de fiar, Diana no duerme bien cuando tiene deudas pendientes, Diana a veces tarda pero siempre queda en paz con todo el mundo, Diana se las ve y se las desea para que sus proveedores la sigan atendiendo, pero eso a la fundación Un Sol Món le trae sin cuidado. Un Sol Món espera sin decirlo, porque eso no se dice, que Diana abandone su ilusión y se busque un trabajo donde puedan meter sus pezuñas en la nómina.

Si visitas la página web de esa fundación te das cuenta enseguida de que está orientada a la propaganda: fíjate lo que hacemos, estamos en facebook que guay ( como si la persona que va a pedirles ayuda tuviera necesidad de esa gilipollez), mira que informes más chulos hacemos (seguramente de esos tan buenos que se llegan a pagar millonadas por tenerlos)… y ni un mísero correo electrónico de contacto. Sólo un 902 abajo a la derecha, para llamar sin coste como se puede apreciar.

En estos momentos Caixa Catalunya, una de las más politizadas de España y quizás la que tiene el pufo inmobiliario más grande, la mejor gestionada en definitiva, está en proceso de fusión con otras caixas de su misma calaña. Aquí se puede seguir parte de su historia reciente.

Anuncios
Categorías:sinvergüenzas
  1. Aún no hay comentarios.
  1. 21062010 en 12:26 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: